jueves, 8 de abril de 2010

La sangre de cordón no existe

En una charla de café con profesionales del parto, salió esta expresión que retomo para reflexionar e invitar a los lectores a ello. Pues bien, en el caso de no existir dicha sangre... ¿por qué tanto revuelo con las donaciones y demás? pues por un pequeño detalle obviado por muchos, pero que al acercarnos a los hechos y la fisiología se descubre enseguida. la placenta y el bebé están conectados con el cordón, efectivamente. Y por él transita sangre en las dos direcciones, asegurando así el alimento y oxígeno para el buen desarrollo del pequeño o pequeña.

Puestos a buscarle un propietario, quizás esta sangre debería ser del bebé, cosa que hace muy acertada la afirmación que abre mi escrito.

Porque de hecho, el cordón es simplemente un canal, un paso... los que vemos y acompañamos partos respetados, sin prisas, podemos observar como el latido del cordón tiene un momento final, en el cual queda prácticamente vacío, porque el proceso del nacimiento a la vida terrenal del nuevo ser se ha completado y ya puede respirar y oxigenarse por si solo, y podrá recibir alimento desde el exterior.

Ahora bien, qué pasaría si a los padres de un recién nacido al que se le ha dejado llegar sangre hasta que el cordón dejó de latir, les preguntan ¿Desea usted que le saquemos unos 200cc de sangre a su bebé, para fines x? sinceramente, creo que muchos dirían no gracias. Sobretodo si además les informan que eso constituye más del 10% del volumen total de la sangre de su hijo o hija.

En cambio, la información que se da es sesgada... Si la sangre es del cordón umbilical, representa que no es de nadie... y entonces ¿cuál es el problema de la donación?

Los mayores problemas de nuestra forma de entender los partos y los nacimientos son el profundo desconocimiento de la fisiología de este maravilloso proceso, y la desvaloración del respeto a los tiempos de nuestros cuerpos y de sus ritmos para llegar al mundo.

Sin que sea mejor o peor realizar tales donaciones, simplemente lo ideal sería que cada madre y padre pudieran tener TODA la información al respeto, para tomar la decisión consciente y responsable, cosa que es un derecho de todo ciudadano en temas de salud.